21 septiembre 2017

PEANUT CHOCOLATE LAYER CAKE



Blogger dice que mi última entrada es de Abril de 2016... pero ¿cómo puede ser posible? Aquí es donde pondría el emoticono con los ojos saltones y la boca abierta.

Y no creáis que mi horno ha estado "modo off" todo este tiempo, nooooooooooo, eso es impensable para una churretosa de pro, siempre "on" y dispuesta para cumpleaños y fiestuquis familiares... eso sí, la cámara y el ordenador los tengo olvidados, tienen polvo aún guardados en el fondo del cajón, jajaja ¡Qué barbaridad! ¡Cuánto tiempo sin teclear por estos lares!




La cosa tiene castañas (por cierto, qué ricas ¡castañas!, el otoño es mi época favorita del año sólo porque puedo comerlas), como no podía ser de otra manera... Doña Pitu y sus retos "voy a ver si mi hermana hace algo que nunca antes hemos probado para sorpreder/regalar a mi nuevo novio australiano mientras estamos de vacaciones por el pueblo"

Ya se había asegurado ella muy mucho de insinuar, bueno más bien de gritar a los cuatro vientos, que sus vacaciones por España coincidían con el cumpleaños de "El Cánguri" (mote cariñoso que le dedicamos al muchacho y él acepta gustoso) y que su combinación preferida en el mundo era el chocolate con cacahuetes... que bien pensado, yo también soy muy fan de los conguitos, pero no se me había pasado por la cabeza comerme un conguito (tarta) gigante... ainsssssss, si es que en realidad la echo tanto de menos, ¡que ya no tengo quién me ponga en estas tesituras! y... en el fondo me mola esto de investigar y que salga algo decente. Pituuuuuuuuu, vuelve a casa ¿no?





TARTA DE COCHOLATE Y CREMA DE CACAHUETES

BIZCOCHO
  • 75 gr cocholate postres troceado
  • 250 gr agua hirviendo
  • Buttermilk
    • 240 gr leche
    • 10 ml zumo limón
  • 2 huevos L
  • 350 gr azúcar
  • 1/2 cucharadita pasta vainilla
  • 120 gr aceite girasol
  • 210 gr harina
  • 100 gr cacao polvo (yo Hershey's)
  • 1 y 1/2 cucharaditas bicarbonato sódico
  • 1/2 cucharadita levadura royal
  • 1 pizca sal
  • 3 moldes 18 cm diámetro

CREMA DE CACAHUETES
  • 50 gr mantequilla tª ambiente
  • 150 gr azúcar glas
  • 100 queso crema (Philadelphia)
  • 350 gr crema de cacahuete
  • 200 ml nata 

GANACHE DE COCHOLATE
  • 200 ml nata
  • 200 gr cocholate postres

DECORACIÓN
  • 75 gr cocholate fundido
  • Cacahuetes miel troceados (cantidad según gusto)

ALMÍBAR
  • 100 ml agua
  • 50 gr azúcar
  • 1 cucharadita cacao polvo





Para el Bizcocho
ButterMilk: mezclar la leche y el zumo de limón. Dejamos reposar 10 minutos.
Conseguimos una leche con aspecto cortada, no os preocupéis, tiene que ser así.

En un bol, verter el agua hirviendo sobre el cocholate troceado, esperar un minuto y mezclar con espátula hasta que esté totalmente disuelto. Reservar mientras se atempera.

Tamizar harina junto con cacao en polvo, bicarbonato sódico, levadura y sal. Reservar.

Se baten los huevos con el azúcar, con batidora de varillas unos minutos, hasta que doblen su volumen.
Se añade la pasta de vainilla, aceite y buttermilk poco a poco hasta que estén bien integrados.
Por último, se añaden los sólidos tamizados poco a poco alternando con el cocholate líquido a velocidad baja.

Engrasar los moldes y repartir la masa uniformemente. Es muy importante que los tres moldes tengan exactamente la misma cantidad de masa.
Hornear, en horno precalentado a 180º C, durante unos 25-30 minutos o hasta que al pinchar con un palillo, éste salga totalmente limpio.
Dejar enfriar sobre una rejilla durante 10 minutos.
Desmoldar y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.
Cuando estén totalmente fríos, los envolveremos en film transparente y reservar en frigorífico hasta el día siguiente o unas horas.

Para la Crema de Cacahuetes
Montar la nata bien fría con unas varillas eléctricas y reservar en frío.
Mezclar la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar glas (yo he usado la kitchen aid con la pala) hasta que la mantequilla blanquee.
Añadir el queso y seguir batiendo, también la crema de cacahuete, hasta que consigamos una crema homogénea.
Añadir la nata montada con ayuda de una espátula con movimientos envolventes. También puedes seguir usando la pala de la kitchen a baja velocidad.
Reservamos la crema hasta el montaje.

Para la Ganache
Poner a calentar la nata y el cocholate troceado hasta que esté completamente fundido y la mezcla sea homogénea.
Dejar enfriar y reservar en la nevera hasta el montaje. 
Es conveniente hacerlo unas horas antes para que le de tiempo a que se solidifique y poder trabajar con él.

Para el Almíbar
Mezclar los ingredientes con el agua caliente para que se disuelvan y reservar.

Para el Montaje
Poner uno de los bizcochos sobre la base en la que vayamos a servir nuestra tarta, siempre con la base del bizcocho hacia arriba, bañar con el almíbar y poner una capa de la crema de cacahuete.
Repetir la operación bizcocho-almíbar-crema en 2 ocasiones más y cubrir la tarta con la ganache.

Para la Decoración
Encima de la cobertura de cocholate (ganache que cubre nuestra tarta) he puesto crema de cacahuetes dando aspecto marmolado, he derretido cocholate de cobertura y he decorado haciendo esos churretes que caen por los laterales (luego se ha vuelto a solidificar claro).
He decorado con crema de cacahuetes y manga pastelera y para terminar con unos cacahuetes miel troceados.




¡Nuestra tarta está lista! Sé que para algun@s este tipo de tartas parecen complejas, porque llevan muchos pasos, se hacen en altura y demás, pero os puedo asegurar que es tan sólo cuestión de práctica. Yo he hecho ya muchas y ahora ya es pan comido y quedan taaaaaaaaan bonitas que no me puedo resistir.

Nos vemos pronto Churretos@s (o no, no prometo nada, jajaja).

Besos.

Raquel



19 abril 2016

MACARONS ESPECIADOS DE ZANAHORIA Y COCO



#MadredelAmorHermoso, parece que hace un siglo que no paso por aquí... aunque ahora que lo pienso, ¡casi lo hace!
Como dicen los artistas: "creo que me ha abandonado mi musa". Claro que es que prefiero pensar eso y no que estoy en fase apática total (cada uno se consuela como quiere, jajaja).

Aún así, no podía dejar pasar esta época zanahoriera que me brinda mi tierra sin compartir con vosotros alguna churretosada naranja... sí, el señor Bigotes está en plena campaña y este tubérculo inunda nuestra casa durante esta época, así que lo mejor será aprovechar ¿no?

Por eso, me he enfundado el delantal, he puesto a funcionar la KA y he horneado estos Macarons especiados de zanahoria y coco, a los que, por supuesto, he bañado en un poquito de cocholate... ¡qué se le va a hacer, si una es de ideas fijas!


01 marzo 2016

TARTA DE GALLETAS, NATA Y COCHOLATE



Recuerdo la primera tarta que hice, imagino que como muchos de los que nos iniciamos en este arte de la repostería, se empieza por lo más básico, algo sencillo y que siempre gusta a niños y mayores, y, como no podía ser de otra manera, me inicie con el clásico entre los clásicos... sí, habéis acertado, la tarta de galletas, flan y cocholate de toda la vida, jajaja, esos fueron mis inicios.

Hoy vuelvo a recordar aquellos días de adolescencia dando algunos retoques a la clásica, vamos que le he dado el cambiazo al flan y lo he sustituido por nata, aunque creo que la versión todo cocholate sigue siendo mi favorita ¡Ñam!