14 marzo 2014

¿A QUÉ SABEN LAS NUBES?... MACARONS DE VAINILLA Y MERMELADA DE FRESA



Me imagino que ante la pregunta ¿a qué saben las nubes? cada uno de nosotros podría dar una respuesta diferente.
Lo más normal es pensar que no saben a nada, pero yo siempre "pienso en dulce" y la primera vez que se me planteó esta cuestión lo tuve clarísimo... ¡Algodón de Azúcar!
Una vez relajada y disfrutando tranquilamente de este bocado macaronil, me parece mucho más acertada la respuesta de hoy.






Directamente caídas del cielo, para que los humanos podamos disfrutar de lo divino, llegan estas Nubes de Macarons rellenas de Crema de Vainilla y Mermelada de Fresa... y no sólo tienen un bonito color azulado, sino que además huelen (ya de paso nos hacemos una idea de a qué huelen las nubes y podemos responder a la pregunta que el famoso anuncio nos hizo durante años) y saben a gloria bendita.

Así contado parece todo perfecto ¿no?, pues no es divino todo lo que resplandece... la primera remesa de estas jodías benditas nubes fue enterita al cubo de la basura, que no ando yo muy puesta en hacer macarons que no sean redondos y cometí 2 fallos garrafales.




El primero fue rellenar la figura de la nube con muy poca cantidad de masa de macaron y, claro, me salió un churro, pero es que además cuando junté las 2 conchas-nube, la cosa no terminaba de cuadrar.

La nube que usé para hacer mi plantilla no era completamente simétrica, cosa que no tuve en cuenta a la hora de hacer las conchas y las hice todas igualitas y ¿qué pasa cuando intentas encarar las conchas para formar el macaron con su relleno en medio? Que no cuadran, porque para que casen perfectas una tiene que ser la imagen espejo de la otra... y, evidentemente, no lo erán.

Por eso, la segunda vez que los hice, mi plantilla de nubes tenía la mitad de las nubes del derecho y la mitad del revés (le dí la vuelta al mismo molde)... que podía haber cogido nubes simétricas y solucionado el problema, pero se ve que ¡me gusta complicarme la vida!




MACARONS
Receta Adaptada de La Cuinera
(Aproximadamente 30 Nubes)
  • 150 gr Harina Almendra (Almendra Molida muy Fina, la de Mercadona vale)
  • 150 gr Azúcar Glas Comercial (No lo hagáis en casa)
  • 35 gr Agua
  • 150 gr Azúcar
  • 55+55 gr Clara Huevo (3 Claras) Envejecidas (separadas de las yemas al menos 1 día antes) y a Temperatura Ambiente
  • 1 Pizca Sal
  • Colorante Azul en Pasta
  • Manga Pastelera Desechable y Boquilla Redonda Wilton Nº 6 (PME nº 16) para hacer la concha y del Nº 3 para hacer las letras y los corazones.

CREMA VAINILLA Y QUESO
A mi antojo
  • 100 gr Mantequilla Sin Sal Temperatura Ambiente
  • 25 gr Azúcar
  • 150 gr Queso Crema Tipo Philadelphia
  • 1 Cucharadita Vainilla Pasta

MERMELADA DE FRESA




Para hacer las Conchas

1. Preparación de las Bandejas

Lo primero es preparar las bandejas donde vamos a hornear los macarons, si no después tenemos que entretenernos mientras nuestra masa se seca.
He fabricado una plantilla en el papel de hornear.
He dibujado nubes con un lápiz, todas del mismo tamaño, sobre el papel vegetal, para delimitar el espacio sobre el que poner la masa del macaron y que no salgan unas nubes más grandes que otras.


No todas las Nubes son iguales


Hay que tener la precaución de hacer nubes enfrentadas si no son simétricas, si no después no casan.
Luego he puesto otro papel vegetal encima para que la masa no toque el carboncillo del lápiz con el que he dibujado las nubes, éste será sobre el que ponga la masa del macaron y poned bastante si no queréis que os salga un churro.


2. Preparación de la Masa
- Mezclamos la harina de almendra con el azúcar glas, es necesario hacerlo con procesador de alimentos, la thermomix o una picadora puede servir.
Este paso es importante para que la mezcla quede superfina e integrada.
Hay que procesarla poco a poco para que no se forme una pasta (dado el contenido graso de la almendra), por ejemplo de 50 en 50 gr, a velocidad máxima durante 20-30 segundos.
Tamizar el resultado de la mezcla para conseguir una concha lisa. Yo uso un colador, sin que los agujeritos sean extremadamente pequeños, si no la almendra no pasa ni de broma, creerme, lo he intentado.
Añadimos la mitad de la clara a esta preparación consiguiendo una especie de mazapán. Es a esta mezcla a la que añadimos el colorante azul. Reservamos.

- Para el Almíbar, ponemos el agua y el azúcar en un cazo al fuego hasta que alcance 115-120º C, es el llamado punto de bola que podéis ver en el Vídeo de Patricia, es muy útil para aquellos que no tengáis termómetro.

- Mientras el almíbar alcanza la temperatura, usaremos unas varillas eléctricas, en mi caso la KitchenAid, para montar la otra mitad de las claras envejecidas a temperatura ambiente con la pizca de sal.
Primero un par de minutos a velocidad baja y luego a velocidad media y sin dejar de batir. Cuando empiece a blanquear, añadir el almíbar muy poco a poco, en forma de hilo.
¿Hasta cuando se bate? Hasta que se formen picos suaves (no interesa un exceso de batido) y nuestras claras luzcan brillantes. Pueden pasar unos 8-10 minutos y habrá que esperar hasta que esté casi frío.
A partir de aquí, se hará de forma manual.

- Añadir poco a poco el merengue al mazapán que teníamos reservado y con una espátula proporcionar movimientos envolventes para su integración justo hasta que esté perfectamente integrado, pero sin excedernos, no queremos que se bajen las claras y la masa de los macarons se quede líquida.
Cuando hayamos conseguido nuestra masa homogénea y sin grumos, la introducimos en una manga pastelera, yo he usado la boquilla redonda del número 6, para dosificar la cantidad de masa de nuestros macarons y una boquilla redonda del nº3 para el delineado de las letras y los corazones.
En este caso tengo 2 masas, una teñida de rosa y otra sin teñir blanca.


3. Formación del Macaron, Secado y Horneado
- La masa del macaron se pone sobre el delimitado de la nube con ayuda de la manga pastelera con boquilla redonda del número 6 Wilton o 16 PME, habrá que ponerla de forma perpendicular en el centro del dibujo sin tocar el papel, presionarla con suavidad y de forma constante del centro hacia afuera... cuidado de no pasarse de la línea, dejar de presionar y retirar la manga al mismo tiempo.
Damos unos golpecitos a la bandeja para eliminar posibles burbujas de aire en nuestra superficie que harían menos lisas nuestras conchas.

-Ahora llega la fase de secado, los he dejado reposar en la bandeja 30-40 minutos, pero dependerá de la humedad ambiente, tienen que estar secos al tacto antes de ser horneados.
Es muy importante un buen secado para que se cree una costra en la superficie y el aire del interior no se escape durante el horneado, es así como se forma ese piececito tan característico.

- Introducir en el horno a 150º C posición arriba y abajo, en la parte media-baja durante 10-14 minutos, dependerá del horno, el mío ya sabéis que es un poco lento y los he dejado los 14 minutos.
Enfriar sobre una rejilla y reservar en un recipiente cerrado en el frigorífico hasta el momento del montaje. Recomendable al menos un día de reposo.




Para la Crema de Vainilla y Queso
Batir con varillas eléctricas la mantequilla a trocitos a temperatura ambiente junto con el azúcar hasta que la mezcla empiece a blanquear.
Añadir la vainilla en pasta y el queso y seguir batiendo hasta conseguir una crema homogénea.


Para el Montaje
Con boquilla redonda del número 12 de Wilton hacer un cordón de puntos alrededor del borde de nuestra concha.
El hueco que queda en el centro, rellenarlo con la mermelada de fresa y tapar con concha contraria de la nube para que case correctamente.




Será porque a mi estos bocados me parecen manjar de Dioses, esos Dioses que ubicamos en el Cielo, ese Cielo en el que podemos ver las Nubes... unas Nubes que se me antojan aterciopeladas y suaves, igual que los macarons... será por eso, que para mi cobra mucho sentido el sabor que tienen hoy mis nubes.




Y a vosotros ¿A qué os saben las Nubes?

Nos vemos pronto Churretos@s.

Besos.

Raquel

46 comentarios:

  1. Son deliciosos y la pinta encantadora... Hace mucho que no los hago, los primeros me salieron geniales pero los demás así asa. Viendo tu receta me han dado ganas de volver a intentarlo.

    ResponderEliminar
  2. Para mi los macarons son palabras mayores, los he intentado y nada me salen unos churros que no veas. Estos tuyos me encantan, dan ganas de comerlos todos. Te han quedado preciosos.
    Un besito

    ResponderEliminar
  3. Raquel, al ver tus macarons de nube he creído que había muerto y estaba en el paraíso!!!!!! ;))
    En cuanto consiga dominar los macarons redonditos, me pondré a hacer nubes, ángeles y liras si es menester, pero habrá que empezar por el principio y conseguir que me salgan los dichosos macarons!! :)
    Enhorabuena por esas preciosidades.
    Un besote y feliz finde!!

    ResponderEliminar
  4. Los macarons dan muchos quebraderos de cabeza, pero al final siempre se disfrutan. Me encantan estos tuyos para una fiesta infantil, son monísimos. Un besiño, buen finde.

    ResponderEliminar
  5. La receta es sobre todo bonita!!!!! de sabor estarán espectaculares seguro, pero es que los macarons así quedan monísimossssss!!! ^_^ Besos y feliz finde!

    ResponderEliminar
  6. Chiquilla de mi alma, estos macarons son el sumum de la delicadeza.
    Sin palabras estoy. No tengo ni idea de a que huelen las nubes, la próxima vez que monte en avión saco la cabeza y lo compruebo. De lo que si puedo hablar es de a que huelen tus nubes, me imagino un perfume tan delicioso, que babeo.
    Muchas felicidades guapa, no he visto unas fotos tan bonitas nunca.........que gusto tienes Jodía, este sin tachadura.
    Bss.

    ResponderEliminar
  7. Una verdadera obra de arte, da pena comerselos.
    Besos maricacharros.

    ResponderEliminar
  8. tienen demasiada buena pinta, no se a que sabran las nubes pero estas tienen que ser deliciosas, no creo que durasen mucho en casa

    ResponderEliminar
  9. Me han enamorado estas nubes!!!! Son muy muy bonitas!! Y seguro que están deliciosas!
    Besitos!
    Tamara&Gemma

    elsecretoendulzado.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  10. Ole, ole y ole, ahora si sabemos a qué saben las nubes, jajaja, yo también pensaba a algodón de azúcar pero chica! a cada una le parecerá diferente, aunque veo que coincidimos, jeje
    Te han quedado espectaculares, son realmente preciosas y por lo que veo deliciosas, tendré que venir a verte.
    Un beso guapa, disfruta del fin de semana

    ResponderEliminar
  11. Que preciosidad y seguro que están buenísmas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Si es que eres una artista y además te gusta complicarte la vida, yo simplemente las hubiera hecho redondas y con ese color ya me imagino que son nubes. pero esta niña es todo un crak, no pueden ser mas bonitas, y con ese relleno ya me imagino el sabor. Una entrada divina, has puesto el listón por las nubes ja ja ja...un besazo y que tengas un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  13. Madre mia que belleza! yo es que no consigo ni los macarons normales y corrientes, veo esto y muero de envidia. mandame unos cuantos, que son las únicas nubes que me gustaría ver este fin de semana. besos

    ResponderEliminar
  14. Increible la receta porque tiene que estar de relamerse y porque te han salido preciosas esas nubes. Las fotos son una pasada con ese arcoiris , que cosa mas mona, no te dio pena comerlas???
    Yo no me atrevo con los macarrons, me dan mucho respeto, un beso aritstaza

    ResponderEliminar
  15. Fiquei aqui com agua na boca.
    Ficaram divinas e eu já devorava umas quantas....
    Adorei
    bj

    ResponderEliminar
  16. Ummmmmmmm irresistibles¡¡¡¡ se me hace la boca agua... besitso

    ResponderEliminar
  17. ¿Quién ha dicho que las peripecias no fueran divertidas?jajaja. El resultado es perfecto! Y puedo imaginarme el sabor divino de las nubes!!!
    Besos y feliz finde!

    Noelia - Petite Recette

    ResponderEliminar
  18. Preciosas, y seguro que deliciosas!!! Bocados celestiales, jajaja... Quien los pillara!
    besos

    ResponderEliminar
  19. Qué cosa tan linda y delicada Raquel, me han encantado tus nubes de macarón.
    B7ss.

    ResponderEliminar
  20. Eres una pedazo de artista!! Vaya idea preciosa y deliciosa al mismo tiempo!! Ni idea de a que saben las nubes, pero tus macarons son de lujo!! Besos

    ResponderEliminar
  21. Madre mia Raquel!! pero eso no son nubes son pedacitos de cielo!! que buena pintaaaa!!!

    ResponderEliminar
  22. Raquel, guapa, creo que mucha gente se estará acordando ahora de ti con esto que está pasando en Deja sitio para el postre. Fusión japón-dulce? No hay nadie mejor que tú!! Por cierto, los macarons elegantísimos y finos, me han encantado. Saludos.

    ResponderEliminar
  23. Que maravilla mi niña, te han quedado de escaparate y las fotos preciosas como siempre....yo solo me he atrevido a hacerlos una vez y nada decentes, pero no dejaré de intentarlo, probaré con tu receta, a ver si consigo al menos casi parecidos jejje que dificil lo veo, ya te contaré ^^
    besotes!! buen finde ;)

    ResponderEliminar
  24. A mi me sabían a Frangellico pero a partir de ahora me sabrán a tus maravillosas creaciones, que pasada!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Besazos.

    ResponderEliminar
  25. ¡¡¡¡¡ Qúe maravilla hija!!!. Te descubrí hace poco pero es un placer ver tus trabajos tan bonitos en presentación y tan creativos. Enhorabuena!!!!
    Un saludo
    Raquel

    ResponderEliminar
  26. Que preciosidad de blog, de nubes y de recetas, además riquísimas todas y con un perfecto toque personal.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  27. Ohh Ohh que preciosas son estas nubes !!!

    Pero ... así ahora que "nadie nos oye" ODIO EL ANUNCIO a que huelen las nubes ??? jajajajaja, porque cuando yo estoy con la visita mensual, las nubes no me huelen a nada, bueno en todo caso a cabreo descomunal, porque me pongo de una mala leche durante esos días !!!

    Pero bueno ...si tú me dices que huelen a algodón de azúcar, y después de ver estas nubes tan preciosas tuyas, creo que deberé verlo de otro modo.

    Besotes

    ResponderEliminar
  28. Ostras, yo creo que tampoco hubiera caido en lo de la plantilla!! Embobada me quedo con la perfección, delicadeza, riquisimas macarons....
    Bss

    ResponderEliminar
  29. Espectacular!!!! Que bonitos, que fotos más alucinantes que ricos!!!! Unabrazo

    ResponderEliminar
  30. Impresionantes, Raquel!!
    Besos,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  31. Que bonitas Raquel!! me dan un respeto los macaronss que no me atrevo con ellos aver si con tu receta lo logro. un beso

    ResponderEliminar
  32. Preciosas nubes de macaron, perfectas!!! Enhorabuena!!! me encanta la forma , el color tan suave y la textura que se adivina!!! Qué cosa más rica.

    ResponderEliminar
  33. Qué pasada Raquel, me he quedado anonadado con la receta!!
    Yo también soy de los que piensa en el algodón de azúcar cuando le preguntan a qué huelen las nubes, además de venirme a la cabeza la cancioncilla de un conocido anuncio, jajaja!
    Además de gustarme la receta y sonreír con las aventuras para casar las mitades, las fotos me parecen una preciosidad! Yo todavía no he hecho ni los macarons redondos, así que para atreverme a hacerlos de formas!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  34. Yo quiero una nube !! u dos madremia te las has llevado todas a tu casa !! Menudo empachon de nubes te vas a pegar, churretosa, vaya tela !! habrás guardado alguna para el verano, porque las de esta primavera ya te las has zampiñado ¡todas! ..son preciosas y te han quedado super ricas!! Las fotos muestran eso y muchísimo mas. Me ha encantado la receta, lastima que el macarron sea mi asignatura pendiente y supendida año tras año, pero pese a todo...tomaremos nota y me llevo la receta de paseo un besete y gracias ..ahora ya tengo un trocito de cielo, gracias a ti claro ^+^
    Mila

    ResponderEliminar
  35. A mi las nubes me saben a ti! Raquel que bonitos, gracias por avisarnos que hagamos los dibujitos ;) Me han encantado, y el arco iris? Unas fotos preciosas oajala vivieramos cerca

    ResponderEliminar
  36. Por el amor de dios!! pero de donde sacas cabeza pa estas pedazo de recetas??????????? que arte chikilla, arte puro con la reposteria! quien pillara uno de estos cachitos de cielo ;) me los llevo de fondo de pantalla jajajajaj Un besazo amore mioooooooooooo

    ResponderEliminar
  37. Ohhhh me has dejado con la boca abierta! Pero qué dulzura!!

    Por si te interesa, el Magazine de Primavera ya está publicado!!
    http://issuu.com/recetasdemon/docs/recetas_de_mon_magazine_n__8_primav
    Besos!!

    ResponderEliminar
  38. ostras Raquel! definitivamente, has nacido para hacer macarons... preciosos y super bonitos, me encantan como detallito para un bautizo. bsos

    ResponderEliminar
  39. Raquel, en dos palabras IM-PRECIONANTE!!!!!
    Ya te dije, me dejaste con la boca abierta.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  40. ¿Que a qué me saben las nubes? No lo sé. Mándame una cajita de las tuyas y te lo digo rápido, je je je.

    A mi me saben a dulce, sin duda. Y muy especialmente a vainilla. ¿Por qué ? Uff, no me preguntes que me lio.

    Absolutamente magistrales estas nubes. Me has dejado flipando, de verdad te lo digo.

    ¡Enhorabuena por el gran resultado!


    Besos

    ResponderEliminar
  41. Fantásticos! !! Me ha enamorado la forma y el color.

    ResponderEliminar
  42. Es una tarta absolutamente maravillosa!!!

    Besos, linda.

    ResponderEliminar
  43. Me gustan las nubes pero que no hayan muchas en el cielo pero tus nubes pueden inundar el cielo que serán admiradas relamiendonos.
    Besos bonica.

    ResponderEliminar

Me hace mucha ilusión cada uno de vuestros comentarios.
Bienvenidos al Club de los Churretos@s!!!
Besos.

Raquel